primeros sabados

ampliar foto clic aquí
La Devoción de los Primeros Sábados

En la aparición del día 13 de julio anunció Nuestra Señora en Fátima: “Para impedir la guerra vendré a pedir la consagración de Rusia a mi Inmaculado Corazón y la comunión reparadora de los Primeros Sábados”.

Esta última devoción vino a pedirla, apareciéndose a la Hermana Lucía el 10/12/1925, en Pontevedra, España. Dijo entonces: “Mira, hija mía, a mi corazón cercado de espinas que los hombre ingratos me clavan en todos los momentos con blasfemias e ingratitudes. Tú, al menos, procura consolarme y di que prometo asistir en la hora de la muerte, con todas las gracias necesarias para la salvación, a todos los que, en el primer sábado de cinco meses seguidos, se confiesen, reciban la Sagrada Comunión, recen un Rosario y me hagan compañía durante quince minutos, meditando los 15 misterios del Rosario con el fi n de desagraviarme”.

Nuestra Señora mostró su Corazón rodeado de espinas, que signifi can nuestros pecados. Pidió que hiciésemos actos de desagravio para sacárselos, con la devoción reparadora de los cinco Primeros Sábados. Como recompensa, nos promete “todas las gracias necesarias para la salvación”.

Jesús en los dos años siguientes, 15 de febrero de 1926 y 17 de diciembre de 1927, insiste para que se propague esta devoción. Lucía escribió: “De la práctica de la devoción de los Primeros Sábados, unida a la consagración al Inmaculado Corazón de María, depende la guerra o la paz del mundo”.

Cinco, ¿por qué?

Son cinco los Primeros Sábados por, según reveló Jesús, ser “cinco las especies de ofensas y blasfemias proferidas contra el Inmaculado Corazón de María:

1.- Las blasfemias contra la Inmaculada Concepción;

2.- Contra su Virginidad;

3.- Contra la Maternidad Divina, rehusando al mismo tiempo recibirla como Madre de los Hombres;

4.- Los que procuran infundir en los corazones de los niños la indiferencia, el desprecio y hasta el odio contra esta Inmaculada

Madre;

5.- Los que La ultrajan directamente en sus sagradas imágenes.

Condiciones

Las condiciones para ganar el privilegiode los Primeros Sábados son cuatro:

1. Confesión. Para cada Primer Sábado es necesaria una confesión con intención reparadora. Se puede hacer cualquier día, antes o después del Primer Sábado, siempre y cuando se reciba la Comunión en estado de gracia. La vidente preguntó: “Mi Jesús, ¿y las (personas) que se olviden de formular esta intención (reparadora)?”

Jesús respondió: “Pueden formularla en la confesión siguiente, aprovechando la primera ocasión que tengan para confesarse”.

Las otras tres condiciones deben cumplirse en el propio Primer Sábado, a no ser que algún sacerdote, por motivos justos, conceda que se pueda hacer en el domingo a seguir.

2. La Comunión Reparadora.

3. El Rosario

4. La meditación, durante 15 minutos, de un solo misterio, de varios o de todos. También vale una meditación

o explicación de tres minutos antes de cada uno de los 5 misterios del Rosario que se está rezando.

En todas estas cuatro prácticas se debe tener la intención de desagraviar al Inmaculado Corazón de María.

La devoción de los cinco Primeros Sábados fue aprobada por el obispo de Leiría el 13/09/1939, en Fátima.

fuente
http://www.santuario-fatima.pt/portal/index.php?id=2415

No hay comentarios:

Intencion general de Oracion

Por Los que han Recibido la Devocion de las Tres Avemarias y La Divina Misericorida.

Si el Señor te inspira ofrece por medio de la Madre de Dios para que ella las administre Oraciones, Sacrificios, o Actos de Caridad, a diario o aunque sea por una sola vez por la intension de oracion en letra roja arriba.

Todo se le entrega a la Purisima Madre de Dios.

San Luis Maria de Monfort Ruega por nosotros.
Santa Faustina Ruega por Nosotros.


.

infolink